Ir al contenido principal

La mesa está servida (Mesamérica 2013)


El esencario de Mesamérica en el auditorio BlackBerry
Reunirse nunca pasará de moda. Simple conversación, necesidad reflexiva, o ganas de compartir. Los pretextos siempre sobran y los mexicanos somos especialistas para inventarlos, construirlos y hacerlos realidad.


Con o sin vino, pero siempre con comida. La mesa mexicana es el pretexto en sí mismo, una posibilidad para cambiar al mundo, y al levantarse sentir que al menos dentro de nosotros algo cambió. La mesa mexicana es amistad. Así somos, nos aceptamos y nos enorgullecemos de ello.


El nombre Mesamérica parece un presagio. Un espacio físico y espiritual pensado y diseñado para el encuentro. Un gran pretexto. Una estrategia para reunir en la Ciudad de México a grandes de la cocina y aquellos gustosos de pensar sobre ella. Es, en realidad, una forma de integrar en tres días realidades, sueños, posibilidades y hechos.

Enrique Olvera, gestor de Mesamérica. Liderazgo.
De las conferencias habrá un río de fotografías y publicaciones virtuales o físicas que detallarán la multiplicidad de interpretaciones y visiones de los ponentes y participantes. No me interesa tocar los temas que otros profundizarán, sino abrir posibilidades de reflexión sobre lo ahí vivido y sus alcances ulteriores.

México sin duda está en la boca de todos. En la mesa de muchos, pero en el pensamiento y alma del mundo entero. Siempre ha sido así, por razones distintas a lo largo del tiempo, unas veces complicadas otras afortunadas, pero siempre ha estado ahí. 

Las preguntas que hoy circulan son insoslayables, ¿cómo queremos estar en las mesas del mundo?, ¿por qué motivos queremos que nos reconozcan?, ¿buscamos ser un país que divulgue su complejidad culinaria acotada a la bien sabida tradición, o estamos en la construcción de un discurso innovador que reconoce esa tradición como punto de partida a una vanguardia responsable?, ¿somos libres como cocineros, como mexicanos y como humanos?

Massimo Bottura en Pujol. Un auténtico genio.
Una serie de reflexiones que proponen una búsqueda de nuevas rutas, que invitan a la exploración de nuevos límites creativos, de nuevas fronteras culinarias mexicanas. La mesa mexicana busca, quiere y debe estar como uno de los ingredientes principales en la palestra de cualquier cocina, de cualquier mente creativa y exploradora que requiera de elementos nuevos con los que construir sus propias filosofías culinarias.

La mesa nacional (sus ingredientes, recetas, tradiciones, pero sobre todo y, desde mi búsqueda, lo técnico y/o metodológico) requiere de visiones que propongan a la tradición como una referencia, como un punto al que podríamos –o no- enfrentarnos desde visiones innovadoras, enfoques creativos, ideas frescas.

Dice Pau Arenós, excelente periodista catalán, que este es un oficio no apto para cobardes. Y tiene razón, ya que la valentía es necesaria para buscar rutas que sin renunciar a la identidad, que parece determinarlo todo, se pueda crear la propia y por lo tanto ofrecer una nueva manera de ver las cosas. En resumen, observar desde nuevos ángulos algo que parece ya muy visto, o que al menos, parece imposible de mover. Aproximaciones personales o grupales que refresquen la visión general de las cosas.
Eneko Atxa afuera del auditorio. Amable, ser humano genial.

Y es que incluso en eso concebido como cocina de vanguardia se tienen ya nuevas estructuras o límites creativos en donde parece que todo vale. Desde lo visualmente atractivo hasta lo conceptualmente confrontador, los límites de lo nuevo parecen no existir y los cocineros parece que están flotando en un mar de posibilidades que unas veces se parecen entre sí, y otras parecen un refrito de cosas que se han visto. 

Oswaldo Oliva genial mexicano en Mugaritz.

Pocas son las ocasiones en las que se encuentra una nueva forma, una renuncia a los límites expandidos de la vanguardia actual. No todos son genios, pero sí todos están llamados a ser los que puedan contribuir a la expansión de las fronteras creativas, y muchos crearán platos dignos de admiración con conceptos que buscan en su medida incorporar algo al entendimiento de la mesa global. El tiempo es de total libertad, capacidad de decidir los caminos y de escoger una o varias rutas para el aporte personal al colectivo.


Y si eso sucede en el panorama mundial, en el nacional no es la excepción. Cómo, quiénes, para qué y por qué los nuevos talentos mexicanos llenarán las mesas del mundo serán las preguntas que se desprenden de un espacio como el de Mesamérica. 

Las necesidades personales y colectivas siempre llevarán a romper fronteras o a enfrentarse a ellas de una forma u otra. Los límites para la cocina mexicana parecen expandirse, y los cocineros parecen comprender que en la exploración cada día más profunda de nuevos temas –tradicionales o no, colectivos o personales- está la clave para que la cocina mexicana sea comprendida de distinta forma al interior del país y fuera de él.


Este congreso otorga posibilidades para observarnos nuevamente. Para comprender nuestro lugar en la historia, para situarnos ante aquel tan explorado concepto de vanguardia, para seguirnos preguntando quiénes somos y hacia a dónde vamos, como personas, como ciudadanos, como mexicanos, como cocineros, como humanos.

Oportunidad reflexiva, o simple necesidad de autoexploración. Eso son los congresos, éste no fue la excepción y puede ser la oportunidad para encontrarnos con otras posibilidades. Las mesas nos esperan, es momento de repensar la nuestra y seguir construyendo la del mundo entero. Cada quien que decida su paso, cada uno decidirá su forma, en la mesa mexicana moderna estamos buscando las formas, no todo vale, pero sí muchas cosas podrían aportar. La mesa está servida. Sentemos pues a convivir.


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recados Yucatecos y su clasificación

CLASIFICACIÓN DE LOS RECADOS YUCATECOS. Recado vs. Recaudo. ------------------------------------------(Esta sección del texto fue publicado en el 2013 en este mismo blog por Lalo Plascencia con el título InterCambio Academico III Recados Yucatecos marcando el inicio de nuestrao estudio y su academización.)--------------------------------- Por Lalo Plascencia: Para comenzar, hay que aclarar las diferencias semánticas entre la palabra  recado  y  recaudo  que sobre todo de uso socialmente aceptado y que tiene significaciones muy profundas que pueden ilustrar la diferencia entre la cocina peninsular y la del resto de México. En Yucatán, la palabra  recado  hace referencia a un preparado, generalmente una pasta o polvo con distintos grados de molienda que contienen distintas especias molidas para lograr un sazonador o fortificante de sabor que son básicos y quintesenciales de la cocina local. En otros estados del país como Puebla o Oaxaca, la palabr

Maderas Yucatecas de Uso Culinario

La investigación gastronómica exige el compromiso con la localidad en la que se está inscrito. Nuestra Metodología establece que todo aquello que sea parte del ambiente natural y social del lugar de residencia puede y debe formar parte de un proceso de Documentación cuyo principal objetivo es el procesamiento creativo para fortalecer los procesos de KUUK Restaurante, del chef Pedro Evia. Concientes de lo anterior, dentro de nuestros proyectos existe la necesidad de identificar y utilizar responsablemente los combustibles naturales a disposición del concepto. Entre ellos están las maderas de árboles que en muchos casos crecen como parte de la vegetación endémica de Yucatán. Las maderas locales a disposición se pueden dividir, en primera instancia, como las legales o permitidas para su uso y explotación responsable, y las no permitidas para explotación como son las maderas preciosas, semipreciosas o en peligro de extinción. En segunda instancia, y haciendo referencia a lo estrictam

Sal y la de Celestún

CONCIENCIA SALINA Este documento forma parte de una recopilación de información acerca de las diferentes sales que nos podemos encontrar en las cocinas del mundo entero. Este trabajo se realizó con la finalidad de crear conciencia dentro de los cocineros en K'u'uk y saber mas acerca de este preciado y antiguo ingrediente universal. LA SAL La sal común, conocida popularmente como sal, corresponde a la sal denominada cloruro sódico (o cloruro de sodio), cuya fórmula química es Na Cl . Existen tres tipos de sal, según su procedencia: 1) la sal marina y la de manantial, que se obtienen por evaporación 2) la sal gema , que procede de la extracción minera de una roca mineral denominada halita , 3) la sal vegetal que se obtiene por concentración, al hervir una planta gramínea. La sal proporciona a los alimentos uno de los sabores básicos, el salado , pudiéndolo percibir debido a que en la lengua poseemos receptores específicos para su detección.